lunes, 31 de diciembre de 2012

Voces con piel

Bogotá se organiza como una cuadrícula, en calles y carreras. Las que van de sur (en realidad desde el centro) a norte son las carreras; las que van de oriente a occidente son las calles. Caminaba una de las carreras principales y pensaba en uno de mis primos fallecidos. Es curioso cómo superamos a las personas. Es agobiante pensar que no somos indispensables pero es satisfactorio poder creer que nuestra ausencia no significará dolor eterno.
 
El viento soplaba sobre mi cabello, como las caricias que mi abuelito paterno le daba a mi mamá, o como las que ella me ha dado a mí: son particulares, tenemos la costumbre de jugar con el cabello de los que amamos, de hacer masajes en el cuero cabelludo; me gusta la soledad, la disfruto y la sufro, sé que es mi hogar, un lugar ambivalente que me entiende pero que yo no entiendo.
 
 
 
Me desplacé entre luces ajenas, entre sueños viejos y frustraciones odiosas. Qué doloroso es el pasado; qué científica la mirada que he desarrollado para analizar cada situación de mi vida. Me cuesta creer que cuando nos volvemos adultos una sequía nos invade la piel... Los cuentos de hadas son apuñalados por informes egoístas y lo que creíamos posible en la adolescencia se vuelve borroso en un cristal víctima de la velocidad.
 
 
 

Caminé entre las moles, buscaba lo inexplicable... Mi autoreclusión y al mismo tiempo mi epifanía ¿qué sería de mis zapatos sin mí? Buscarían otro dueño ¿qué sería de esta bufanda sin mí? Sería parte de un lienzo ¿qué me hace indispensable en una ciudad de siete millones? No lo sé y tampoco me interesa. Las preguntas sobre la existencia, he aprendido que se responden solas.
Si soy sincero con mi blog, estos días me he sentido particularmente débil. No se trata de depresión, ni reproches a la vida, después de todo he descubierto que eso lastima a los demás. Simplemente, creo que di de más... Que di demasiado y las fuerzas se me han ido acabando, mis memorias siguen cursos en espiral, en dirección a mejores sueños.
 
Me gusta creer que el futuro será mejor, aun cuando mi rigurosidad mental me reduce al escepticismo de antaño. Veo sombríos los nuevos pasos, los nuevos caminos y seguiré dándolo todo de mí, a pesar de que mis fuerzas cada día mengüen más.
 
¿Agradecer? Agradecerlo todo: por los viajes, por la gran oportunidad que significa estudiar, por los sentimientos, por los que me escucharon y rieron conmigo, por los que me aman, por los que amo... Gracias por las noches, por el agua, por el sol... Gracias por los prados verdes, por las calles despejadas en las que se puede ir a toda velocidad. Gracias por la comida, sobretodo por la que me gusta, gracias por la gente que es feliz, por los que hacen el amor, por los que se levantan, por las segundas oportunidades... Gracias por mi familia, por mis papás especialmente. Gracias por mis hermanos, por sus oportunidades, por la paz que no se oye, por los que se descubren, por los que descubren, por los que alcanzan, por los que despiertan.
 
Feliz año nuevo
 
 
Qué viva la vida...

sábado, 29 de diciembre de 2012

De fuegos sin luz

Las caricias y los besos que acompañan camas huecas, cargados de frialdad en pasiones ajenas ¿a qué sabe una piel de hielo? A esqueleto, sabe a una tiesa y dura membrana que se rompe con los días inciertos. Le pregunté a la luna por aquellos períodos que vivimos sin amor, aun cuando se supone es un plan perfecto y sólo me respondió que la noche es hermosa, que los faroles brillan en silencio.
 
Extraño las épocas cuando creía, extraño cuando existía esperanza.

jueves, 27 de diciembre de 2012

En esa hacienda, llena de flores, no era extraño que la neblina cubriera los caminos. Todo tipo de mitos surgían alrededor de la montaña y los niños procuraban no caminar cuando el crepúsculo había pasado.
 
Don Elías, un campesino más con un gusto particular por las guanábanas, le gustaba ver ese mundo fantasmagórico; se parecía tanto a los cuadros chinos que se pusieron de moda años atrás. Su nieto, de ojos gigantes color pardo le preguntó: ¿qué hay en la montaña? El viejito sonrió, se levantó y con una voz dulce, le explicó.
 
Agitó sus manos para despejar un poco la neblina y con gotitas de escorrentía capturada le dijo:
 
"Depende del día y de la hora. El origen de la vida lo verás en las noches, cuando resplandescan las velas. Los amantes se quitan lo que estorba (la ropa) y se dejan llevar por lo esencial. Es probable que escuches gritos, similares a los de épocas primitivas. No temas, el amor también es salvaje.
 
En el día caminan los solitarios, le hablan al árbol, le hablan a la flor y al canto del picaflor. A veces de mirada triste, llevan historias de pueblo, en pueblo, en búsqueda de audiencia; como quien desea significar su existencia a través de la palabra.
 
Al final del camino, hay una roca grande, para que la gente no olvide... para que la gente crea."
 
Confundido, el nieto preguntó: "¿olvidar qué?", ante lo cual el hombre de campo respondió:
 
"Hubo una época en la cual la gente no temía a los caninos de la noche. Las débiles instituciones permitían que a pesar de los intentos de la iglesia por conquistar nuestras consciencias, éstos fueran inusufructuosos.
 
Los sacerdotes le oraban a la luna, acto seguido consultaban a Cristo sobre los rituales que eran convenientes para el solsticio. Los dioses del agua eran consejeros y no era poco común ver espíritus de la naturaleza surcando el cielo.
En una ocasión, un hombre de sotana rompió la armonía. Expulsó a los monjes, excomulgó a quien pudo y persiguió a todo ser que no fuera bienvenido en su mitología. Preparado para hacer su último ataque, decidió hacer catequesis en una escuela para niños, lo que no sabía, es que los espíritus puros son inmunes a las bestialidades del hombre.
Viendo que un infante elevaba crucifijo en dirección al sol y hablaba en lenguas milenarias, intentó abofetearlo, sin contar con la tempestiva visita de un hada. Dispuesto a quemarla por hereje, porque no tenía derecho a existir, apuntó una escopeta justo al corazón.
Listo para aniquilar, contaban los ancianos... Llovió miel. Las balas no pudieron salir por el cañón y por primera vez un  clérigo sin corazón comprendió que la vida no tiene sentido sin dulzura. Ahogado entre memorias infantiles, recordó que algún día lejano, en una roca, se juró a sí mismo cuidar al mundo de todos los males.
Las armas y los muertos fueron recogidos y acumulados en cera de abeja; son testimonio vivo del mundo del cual poco a poco 'nos fueron despidiendo'"

 
 
 
 
 
 

 
 
 
 

martes, 25 de diciembre de 2012

La sangre: de pie siempre.

Desciendo de personas que nunca se rindieron. Sé que lo único que queda de mí son cenizas... Y esto me recuerda una historia. Los españoles cuando llegaron a América estaban obsesionados por un mito que circulaba acerca de ciudades de oro; de hecho encontraron bastante. Su sed llegaba al punto de creer que encontrarían lugares tapizados de dorado.
 
 
 
Si se evoca la creencia acerca El Dorado, a grandes rasgos se trataba de un cacique que se bañaba en oro ¿de dónde surgió ese mito? En el páramo, un lugar sagrado para las tribus, había una planta similar al frailejón la cual dejaba caer sus hojas secas y las acumulaba. Cuando éstas eran quemadas emitían un aroma bastante particular. Los nativos solían aplicarlas en sus cuerpos, lo cual resultaba en un brillo espectacular.
 
Esta historia me hace pensar en cuán diferentes eran mis ancestros, lo que para los peninsulares era oro, para los habitantes de las tierras de montaña, también era precioso... Pero no era un metal. El brillo, el aroma y en general el símbolo que guardaba el ritual, eran preciosos. Esto me deja una lección: "las cenizas son oro, por eso hay que bañarse en ellas".
 
Con base en mis restos he de reconstruir un collage, en el cual sea más fácil vivir.
 
Gracias a los que caminan a mi lado. Un millón de besos.

lunes, 24 de diciembre de 2012

En defensa de la inocencia

Arremete contra los obstáculos: las rutinas, los buses y el smog. No te rindas aun cuando seas lo suficiente maduro para denigrar de la magia. No abandones la ingenuidad, ni el deseo de descubrir. Nunca permitas que los hombres de voz vibrante apagen el fuego.
 
Ármate, llénate de valor que la batalla será grande. Invoca a tus deidades, monta el carruaje y retorna al origen de los mitos: el lugar que te dará fortaleza. Los desamores intentarán despistarte, cambiar tu rumbo; el desagradable sabor de la ausencia te hará creer que el camino más corto es el escepticismo... Pero no te rindas, aun hay miles de muñecos esperando en una caja a resdecubrir la esencia del mundo.
 
Esos gigantes antros llamados templos donde los humanos se ufanan de su desprecio a la vida desnaturalizarán tu profundo deseo por descubrir tu cuerpo. Pero no te rindas, cuando nadie mire, rosa tu piel ante el tibio calor del universo. Déjate llevar por el silencio y busca a tus dioses corriendo sobre el agua; como los maestros.
 
Las muertes y los desengaños: desde papá noel hasta los reyes magos, minarán tu existencia. Pero la verdadera prueba está aquí. Si al final de tus días, tus ojos brillan, habrás vencido a la muerte.
 
Feliz navidad mis apreciados amigos, amigas, lectores y cosmonautas.

domingo, 23 de diciembre de 2012

Gracias

Gracias por la vida, por la gente que me rodea. Desde niño tuve la fortuna de crecer en un entorno donde lo tenía todo: amor, comodidades y un futuro prometedor. Sé que me he vuelto una persona insensible. A comparación del niño de ojos brillantes de hace algunos años, no queda nada; he optado por el camino del pragmatismo.

Gracias por tener la posibilidad de estudiar. Gracias universo por mis tíos y tías... Gracias por tener unos papás tan cariñosos que a pesar de sus errores intentan demostrarme algo que sé: me aman. Gracias por tener la posibilidad de hacer deporte, de enloquecer en las discotecas y saltar como si no hubiera fin.

Gracias por mis amigos y amigas... Gracias porque están bien de salud. Gracias por las oportunidades que han tenido mis hermanos. Definitivamente muchos adorarían tener mi vida, a pesar de que a veces me sienta vacío te doy mil gracias y bendigo a este mundo, a todos los profetas y a todas las deidades, inclusive a los escépticos.

Perdón por los momentos en los que desdeño de la grandiosa vida que me ha tocado universo, pero bien sabes que soy supremamente temperamental; he intentado controlarlo pero la sangre me bulle como a mis ancestros. Envío mis mejores deseos a todos los que desencarnaron y amo. Espero hayan redescubierto las maravillas de la vida, los misterios del cosmos.

Gracias, y lo siento, lamento ser tan negativo. Tú conoces mi historia y creo que me entiendes un poco. He intentado, de verdad que lo he intentado, ser más positivo pero me cuesta. Y es que si soy objetivo... Mi vida es sensacional. Gracias por todo... Gracias.

sábado, 22 de diciembre de 2012

Metal



Creo que algunos elegimos pieles de metal cuando descubrimos cuán frágil es nuestro interior.

viernes, 21 de diciembre de 2012

América negra



¿Será quizás la sangre que corre por mis venas? ¿Quizás sea la fortuna de haber nacido en un lugar donde muchas culturas se mezclaron en condición de esclavitud?

A lo mejor eso hace que días como hoy en mi corazón surja nostalgia por ese continente negro. Por los guerreros tribales, por los bailes en la llanura seca, por los tambores y por esa hermosa piel de sus habitantes que brilla de manera intensa ante el coqueteo del sol; una piel oscura como la noche y viva como el cantar del atardecer.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Este cuerpo

Madre selvas brotan de mí y esta vibración en mi interior me recuerda que estoy vivo. Receptáculo divino, espejo de todos los destinos, late con fuerza el corazón. Cuántas décadas para ver un montículo caer... Cuántos sueños en estos ojos que no serán. El curso de mi alma en la piel: todas las caricias, todos los sueños de épocas doradas.

Esa sensación dulce que me recorre, que me asfixia, que me envuelve en un halo protector e inocente que todo lo puede. El deseo de trascender de la carne y en la carne. Los instintos y su origen cósmico; el profundo deseo de transgredir las barreras y hacer una metáfora del otro. Mis pulmones me instigan a respirar más rápido y reposo sobre un torbellino, justo en el centro... De dónde vengo.

martes, 18 de diciembre de 2012

Un barquito de papel

Érase una vez un niño con un barquito de papel. A diferencia de sus hermanos, él no tenía un pincel o un avión; tenía un barco. Con los años creció (ni modo que no) y mientras los seres con los que vivía, eligieron un destino que los hizo satisfechos, él nunca supo qué quería.

En su adolescencia acostumbraba ver atardeceres. Pensó un día en estudiar en una carrera que no lo alejara de los pastos, de las flores y del cielo azul. Nunca estuvo seguro de lo que eligió, sin embargo se dio cuenta que ese camino lo había conducido a frías bibliotecas, personas ajenas, temas grises y libros interminables.

Pasó el tiempo y tras dar todo de sí, la vida sólo le concedió lo de siempre: incógnitas ¿a dónde irá ese barquito de papel? ¿A dónde todo ese fuerzo, esos segundos, esa parte de su juventud que perdió en una universidad? ¿A dónde va todo eso?

domingo, 16 de diciembre de 2012

Nombre

Corría por los prados; su piel iluminada por los rayos del sol tropical de alta montaña guardaba memorias que el viento evocaba. La gente de su región natal pensaba que no bautizar a un infante era algo fatal. Su tía muy temprano le dijo a su mamá: "si la niña no ha ido donde el cura antes de los siete años, se la lleva el diablo".
 
El 14 de enero su mamá se levantó muy temprano y la vistió de una manera particular. La niña detestaba todo tipo de ropa; la segunda cosa que más odiaba era bañarse, sólo lo podía hacer en ríos, ante la aurora como testigo. Después de llorar, hacer pataleta, suplicar... Se tuvo que resignar a usar ese vestido ridículo y caminar hasta la iglesia.
 
El sacerdote del pueblo era un sujeto de mirada inclemente. Siempre le decía a la gente que era mala, malagradecida y  sucia de espíritu. Cuando se disponía a derramar agua de la jarra de plata sobre la cabeza más inocente que nunca haya tocado el agua, Elena, la niña de la historia, al sentir que estaba fría y su aroma artificual le dio una patada y se fugó. Sus familiares la intentaron detener... Pero no fue posible, estaba molesta, tanto que se comenzó a quitar la ropa; insultaba a ese hombre de ultraderecha de maneras que cualquier rojo hubiera envidiado. Finalmente, complemente desnuda frente al santuario, con cara de crucifixión le dijo: "si usted me bautiza lo mando al infierno".
 
Las viejitas que cargaban camándula, el alcalde, inclusive el obispo, intentaron convencer a la mamá de Elena de los beneficios de un exorcismo. Dadas las condiciones para capturarla como a una demente, Elena, ahora una adolescente, se dejó llevar por las venas de la tierra: un río.
 
Pasaron los años y conoció una comunidad. Eran unos jóvenes que bailaban en los bosques e invocaban dioses milenarios. Un día, mientras se preparaba para reunirse con ellos, notó en la mirada de éstos algo severo. El olor a incienso le recordó la iglesia, los mantos blancos, evocaron ese detestable vestido que rompió frente a todo el pueblo. Uno de los miembros se acercó y le dijo: "te vamos a iniciar". De inmediato se lanzó a ese río de aguas cristalinas que conduce al corazón de una ciénaga.
 
Hoy camina sin ropa por los bosques, le habla a las enredaderas, a las mariposas y a uno que otro colibrí. Sabe que tiene la fortuna de ser una mujer sin bautismo, cuyo nombre pertenece a la pradera, a la música del viento y al sonido del cienpies.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Bogotá DC: memorias de un centauro


Florence Thomas describe que en sus primeros días de conocer Colombia vio un caballo tirado en la calle lleno de gusanos. Seamos sinceros, este es un país de bárbaros. Muy a pesar de lo que los antropólogos digan sobra esa palabra, persisto... Ninguna sociedad que se autodenomine "racional", "civilizada", puede maltratar a alguno de sus seres.
 
Mientras caminaba, tras Atlantis vi un caballito agonizar. No sabía qué hacer. Los ojos se me aguaron cuando vi los suyos con susurros de brisas madrugadas. Esos ojos con color a horizonte apagado. Mucha gente se congregó a su alrededor. Intentaron canalizar suero. La policía ambiental tardó dos horas.
 
¿La problemática? Sucede que en Bogotá los recicladores tienen "el legítimo derecho" a utilizar caballos en carretas bastante rústicas. Aquí en Colombia no hay penas por matar a un animal, por dejarlo desnutrido o en estado de hidratación. El alcalde dice que tardará un año el proceso de abandonar esta tradición ¿en un año cuántos caballos se mueren?
 
Finalmente, entre aplausos risas y lágrimas, el caballo se levantó triunfante... Como quien resucita. Si bien no se puede destruir el comercio de los recicladores de un día para otro, no se puede esperar a que más animales estén al borde de la muerte.
 
Uno de los defensores de animales decía que eso sucede en el sur a diario y que a ellos les da igual. Una mujer se ofreció a cuidarlo en su finca, a llevarlo, todo con tal de pensionar a semejante ejemplar víctima de maltratos. Las respuestas siempre son la misma pendejada tricolor que a nadie le llena el corazón de pasión: "el inspector es quien decide". Eso, palabras más, palabras menos, quiere decir que si se le da la gana de devolvérselo al verdugo (el que conducía el vehículo jalado por caballos) lo puede hacer.
 
Aquí no hay penas, no hay resguardos, no hay nada. Somos el país más feliz del mundo (en teoría el segundo) pero de qué sirve una partida de gente sonriendo si la vida se nos va de las manos con una facilidad ¿qué sentido tiene faltarle al respeto a algo tan frágil como la existencia?
 
Entre los que se prestaron para ayudar al caballito, un hombre (apuesto) del mismo color del equino, un veterinario y una veterinaria insistieron para ayudarlo. El hombre color canela era muy atento, por un momento pensé que en vidas pasadas debió ser caballo. Sus ojos por alguna extraña razón se me hacían conocidos... En fin, me llamó mucho la atención la manera tan dulce en la que acariciaba el rostro del animal.
 
Finalmente me fui, con la felicidad de un caballito salvado y el amargo de una sociedad perversa. Hay asesinatos por hecho y por omisión. Todos somos asesinos cuando nos callamos un crimen a voces.

domingo, 9 de diciembre de 2012

Clarividencia


Es la sombra que en una fiesta nos susurra el origen de la vida. Son los golpecitos de un ángel en la ventana, el caminar de un duende... Perros de espíritus encarnados ladrando en la noche. La araña que ve la bailarina, pasar al fondo del teatro. Clarividencia son las voces en los sueños plácidos de octubre...    El miedo a las siluetas dichas, las incógnitas tras el velo. Clarividencia es tu esencia.

martes, 4 de diciembre de 2012

El círculo de la vida

Arriba o abajo, pobre o rico, en la cima o en el pavimento, en los pabellones o en la corte... Como hombre o como mujer ¿por qué tantas vueltas? Muchas cosas, quizás pienses que no valen la pena... Pero habrás tenido el lujo de vivir desde muchas perspectivas. Tu opinión no será un punto en el universo, habrás salido, cambiado, amado... Intentado, creído, llorado. Decidido...

domingo, 2 de diciembre de 2012

Sentado


Este lugar por estas fechas es casi tan solo como las almas desahuciadas por un mundo que olvida fácilmente. Entonces al pensar en ti, tan insistentemente, me doy cuenta que esa promesa que le hice a mi corazón la estoy rompiendo. Quién lo creyera, yo que hasta hace unos días parecía protegerme de la vida como un erizo, estoy dejando caer mi espinas; me estoy desnudando ante una vida en la cual el aire gélido nos puede inducir pulmonía. 

Simplemente me queda recordar, poquito a poquito (como el ave que recoge migajas) mi pequeño problema. Prometí no abrir el corazón después de descubrir que mi mundo era una fantasía, pero es tan difícil para mi centro sentimental declararse zona de barbecho. Me crecen lianas en las tapias de las emociones. Soy receptáculo de pulsaciones tan fuertes, que tengo miedo. Temo que ese mensaje que me dio el universo en la cafetería en la cual me negué a saludarte, sea cierto: "amor perfecto". Es curioso, transité montañas para encontrarlo y ahora dudo.

Sólo mi alma sabrá... Sólo mi alma sabe.

Haré mi mayor esfuerzo por no perder esta vez la noción de la realidad. Pensando en JK...

Lamento si te he lastimado con mi frivolidad, tengo mucho miedo.

1991

Dame fuerzas. Dame fuerzas... Octubre del 91, dame fuerzas para proseguir.

jueves, 29 de noviembre de 2012

Dos amantes ladrándole a la noche: ese romance punk inscrito en las calles de la luna. Ese amor de lobos, incomprendidos de la sociedad.

martes, 27 de noviembre de 2012

Llévame al mar, calamar viejo, que las olas suspiran sin siquiera mirar. Sonríen los corales, qué alto está el nivel. Habitantes de manglares se levantan en medio de la tierra de las miradas prometidas. Llévame al fin, a los confines, destruye, borra... trasládame a la tierra de nunca jamás.
 
Que de edificios lo sé todo, y lo que no, me lo imagino; hoy quiero correr entre olas, cojines de pasto, troncos de fuego antiguo, aires exhalados por un amor de ultramar. Usa la peinillas, que vamos bailar como lo hacían nuestros abuelos: sin miedo y sin afán. La habitación se ha tornado rosa, somos dos viejos en una barca de pescar, los tres los cielos nos esperan el cansancio ha de cesar.

 
 
"Querida Rosita:
 
Hoy he vuelto a ver el sol. La sábana que rodea la odiosa ciudad, el manto verde testigo de los niños que corrimos sin miedo, de las vacas rumiándole al cielo, nos da la bienvenida con la sonrisa que no pretende nada. Ya se me cae el cabello, sumercé sabe que la vida del campo es pesada, me he vuelto como los robles amarillos que fuertes y altos, declinan en la misma tierra, al mismo nivel de las orugas.
 
Ayer fui al pueblo, compré un par de astromelias y no me va creer, una de ellas se parecía a usted. Quizás esta carta le parezca indiferente, pero a mí no se me olvida (lo recuerdo noche tras noche) que usted fue mi primer y único amor. Uno cuando joven cree que se las sabe todas, y no es hasta los setenta que se atreve a conjurar el amor.
 
Dejémenos de formalismos, yo la quiero, usted me quiere... Los dos sabemos que nadie bailaba en las ferias del pueblo como ese par que con ruana negra y sombrero gris una noche decidieron escapar y sembrar un sendero, en medio de los vientos de agosto. Ya es diciembre y el cielo nos fermenta, nos está cobrando la cobardía de no haberle dicho nunca al muchacho que fue su amor y el mío, el que lo germinó.
 
Dejémonos de bobadas, los dos somos viudos... Me gustaría verla, en la vereda del Sol, junto al rancho donde nos vimos por primera vez.
 
Cordialmente, Eustaquio Torres (el caballero de la laguna dorada)"
  


lunes, 26 de noviembre de 2012

Ellos hablan de cuerpos, ellas hablan de uñas. En esa algarabía de palabras, cuyos significados, ellos y ellas desconocen, se confunden las miradas, entonces el vacío reina. Qué ambiente tan hostil dice el petirrojo, qué pequeña la humanidad dice la paloma ¿a quién le echaremos la culpa de esta tragedia? 

Que te toquen, el alma... Que te abrasen, en palabras... Que alcancen ese punto donde los que mejor te conocen no se atreven a pasar. El neón de tu alma, ese verde atardecer que le niegas a la gran mayoría, reservado en un sitio exclusivo para quién sabe caminar el laberinto de tus heridas. Que te hagan el amor, que te llenen de aromas inolvidables en la cúspide de la montaña. No llores, no lamentes... Ése, el que camina silencioso y con dos palabras te convence de las bondades de la vida, a ése tienes que mirar, porque el viento no canta dos veces, y el fuego no perdona la falta de fe.

sábado, 24 de noviembre de 2012

Yo soy la tierra histérica que en sus incontinencias desborda sus caudales. Soy el volcán, inmediato, fugaz... Exploto sobre este cielo pristino; la luna azul. Los bosques encarno, creciendo en lentitud, con pasiones arbóreas, yo soy la enredadera. La loba que muerde con fuerza, íntegra en las sombras se congrega con sus semejantes. La boca cortada de los océanos desesperados... Yo soy la lluvia que recorre tus párpados e inspira a los escritores de cristales.

Invócame, invócame que ahí estaré, desesperado, buscando ser flor, o paloma, venado... O corazón.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Días como hoy

Me gustaría soñar, poder simplemente soñar... Que todo aquello que creí genial, sucede.

martes, 20 de noviembre de 2012

 imagen tomada de: http://www.puzzlesjunior.com/puzzles-de-la-bella-y-la-bestia.html

Quizás el detalle más hermoso de la película "La Bella y La Bestia" es la rosa. Era tanta su vida, tanta su fragilidad... Era su belleza de semejante esplendor que debía ser confinada a un frasco de conserva. Casi como una profecía, la historia relata que en el año 21 del príncipe el último pétalo caería, de no encontrar alguien que lo amara. Un astrólogo me dijo que a los 21 años, tendría que decidir algo muy importante a nivel sentimental... Y tal parece, que ya cayó mi último petálo. Ya tengo 21.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Protégeme de mis vendas, de mis ilusiones, de mis oportunidades para descender cuando puedo volar.

La profesión indicada


Recuerdo que mientras los demás niños hablaban de ser astronautas, bomberos, patrulleros... A mí en realidad nunca me interesó nada salvo vivir el momento. Pasaron los años, y como Merlín, el mago que vive un tiempo inverso, comencé a experimentar la inocencia que no tuve en mis años de fragilidad, entonces deseé salvar el mundo, a mis seres queridos, a los animales.
 
Tras mucho cabilar, con una pizca de utopía, cuando miro esas nubes tan blancas, magníficas, esas estrellas que me cuestionan sobre el origen de nuestra existencia... Creo que me gustaría ser cosmonauta; sin embargo la vida es vida, y son cosas que suelo pensar mientras camino del bus a mi universidad.

imagen tomada de:http://www.laotramitad.org/laotramitad/index.php/nebulosas

jueves, 15 de noviembre de 2012

Destruiste todo lo que estaba en tu camino y le pides a las cenizas la esperanza de un niño ¿se puede ser más irónico? ¿Se puede buscar agua en un vaso bebido? ¿Se puede buscar vida en un ángel aniquilado? ¿A qué sabe la grandeza del inseguro? ¿A qué huele la pequeñez del omnipotente?

a=0
a=deseo+1
While deseo>a Then

buscar= buscar*esperanza

a=a+1
deseo=deseo+a+1

EndWhile

"el infinito a veces es discreto"

lunes, 5 de noviembre de 2012

Bogotá: la ciudad de los cerros

 
Bogotá, 1998
(imágen tomada de:http://cerrosdebogota.org/joomla/images/stories/Historia/cronologiahistorica.pdf)
 
Cuando volvía de un viaje al exterior, comprendí por qué mi alma eligió nacer en esta ciudad. Es algo tan sutil que ni el turista, ni el extranjero logran sentir fácilmente; aun aquellos que viven durante toda su vida, tienden a pasar por alto el aura particular que envuelve este pueblito grande que llamamos ciudad.
 
No se trata de una ciudad lujosa, tampoco llena de tecnología... Muy a pesar de los que desean anclarla en un entorno internacional, está plagada de particularidades que poco o nada interesan al mundo occidental.
 
Cuando miro imágenes como la que puse en este post, me pregunto por el pasado de este lugar. Desde niño se me habló de un lugar mágico, el cual fue hóspito para españoles (y en general europeos) que no podían soportar las picaduras de los mosquitos, ni la extraña geografía de la selva. Hombres cuyo desconocimiento de biología y ecología los llevo a talar árboles de las montañas que nos protegen.
 
Los que nacimos acá, tenemos la tendencia de mirar al oriente cada vez que nos queremos ubicar. Mejor dicho, miramos los cerros y sabemos que ese es el oriente. Ignoramos que fueron habitados hace 15000 años y quizás, que en esa época, los amantes se envolvían en la hierba sin pudor, a mirar la llanura color esmeralda que les esperaba. Tal vez se parecían a los desquiciados que buscamos montañas artificiales de ladrillo, con la nostalgia del campesino que llevamos dentro, del indígena que clama por aves majestuosas y el colono que escapa desesperado del mundo civilizado.
 
No defniría este lugar como un destino turístico... Tiene una buena dosis de caos en el cual sabemos nadar a regañadientes los que llevamos un buen tiempo de nuestras vidas acá.
 
Es común ver retazos del pasado, o mejor, del presente que los "desarrollistas" se resisten a reconocer. Basta con caminar el centro para ver a un hombre con sombrero y ruana. No necesariamente es un hombre del campo, puede ser un vendedor de dulces, o un hombre pensionado... A lo mejor un hombre que ha vivido en el centro toda su vida. Este país, ha intentado negar desesperadamente su fuerte actividad agrícola y el legado que esta dio a nuestras costumbres ancestrales.
 
Si bien es patético el intento de algunos por parecer "más colombianos", es demasiado pretencioso el recorrido que tienen que hacer los publicistas para demostrar que ésta, es una gran ciudad. No es grande. Sin embargo es común encontrar gente de todo el país, pocos pueden decir que sus ancestros son bogotanos, y otra pequeña proporción puede decir que nació en Bogotá. Es común oír las críticas constantes a su clima, a su gente, a su existencia.
 
Uno camina y encuentra sólo dos parques de diversiones, en las vías principales muchos buses, edificios desesperados por crecer, estructuras de principios del siglo XX ávidas de restauración, montañas azuladas y gente con una característica única: la velocidad, son capaces de campear cualquier obstáculo (a veces de cualquier manera) por llegar a las 7:00AM a su lugar de trabajo. Sin embargo, quién tiene el lujo de la observación, si tiene la fortuna de distraerse, torna su rostro a una esquina y se encuentra con un día soleado y un color, que para efectos de brevedad, sobran las explicaciones.
 
 

Mi definición para este tipo de cuadros es "magia". Un día, hay un yo no sé qué y un yo no sé cómo que hacen que el cielo y un edificio combinen en un cuadro perfecto. Lamento que este post no tenga un hilo conductor, ni siquiera cronológico, pero me cuesta hablar de mi lugar de origen como si fuera algo no orgánico; de una manera un poco más objetiva.
 
Bogotá es una ciudad que cambió muy rápido... Nunca fue grande. Albergó tantas vidas cuyo escenario fue el patio de una casa gigante, o un edificio de cuatro pisos con ínfulas futuristas. Tránsitos vitales con escenas dispares, acaeciendo en parques universitarios o en antiguas casas coloniales testigos de un frío de décadas anteriores. Al ver la primera foto en el post, me pregunté ¿quiénes eran esos niños? Y fue inevitable que un sentimiento de distancia surgiera en mi corazón.
 
 
 
 



lunes, 29 de octubre de 2012

Veo mi rastro y noto que no he hecho más que cometer errores estos últimos años. No es un reproche, es un análisis. A decir verdad, ya no me interesa torturarme por no ser perfecto. El niño de las estrellas olvidó su camino a casa, dejó un rastro de sangre, agonizante camina y finge que es un estudiante, que no tiene sentimientos... A veces juega a ser alguien que no tiene miedo: persona segura de sí misma sin mapas de la vida; sin aspiraciones.
 
Ayer mientras caminaba, tuve la suerte o la desgracia de encontrarme con un escenario donde la iluminación pública por causas desconocidas había cesado. Caminanba en ese, el que fue un potrero y ahora es una de las megabibliotecas de la ciudad, pensaba en muchas cosas... Quizás no pensaba para abolir la poco sana costumbre de identificarme con mis pensamientos. Con los temblores típicos del miedo nocturno elevé mi cabeza y ahí estaba, esa bola grande que azulada ha sido mi confidente en todos los malos momentos. Después de todo, no he estado tan solo en el mundo.
 
Recuerdo que la primera vez que me enamoré fue tan intenso, al punto de pensar en un ejercicio de retroalimentación que quizás fue una obsesión. Como soy homosexual (hasta el momento) no podía hablar de esto con nadie, sólo podía apretarme el pecho y lanzarme a mi cama a pensar. Sentía algo tan dulce en el corazón. Para ese entonces ya había descubierto que un astro sería mi único confidente. Solía asomarme por esa ventana, recibía con alegría el frío de la noche; a ella le contaba todo lo que no entendía.
 
Anoche, mientras esa bola de fuego azul me acompañaba... Susurré: "lo bonito de la noche es que uno no tiene que ser nadie, uno es tan poderoso..."
 
 

domingo, 21 de octubre de 2012

Leyendas Urbanas


Cuenta la leyenda que todos tenemos un ángel arrodillado en lo más profundo de nuestro corazón. Sus alas son de nieve y su mirada de gélido rocío de páramo... Cuenta la leyenda que ha caído sin razón. Frágil y testarudo, con heridas y cicatrices, no es ningún modelo de perfección. Ha cosido con las lágrimas esos momentos infinitos que nos roen el alma. Ha llenado la desdicha con polen, el usufructo de las tardes felices en soledad.

Cuenta la leyenda que el ser celestial abre sus oídos, sus alas y sus ojos, una vez al mes. Es ese momento, ese pequeño instante de epifanías, cuando podemos sucumbir o ser completamente libres. Una vez, sólo una... Cada mes, tenemos la oportunidad de ser otros, de volar, de ser amantes de la velocidad... De cambiar el rumbo, de dejar estelas de recuerdos y jirones de lluvia. El ángel vuela y no mira atrás.

lunes, 15 de octubre de 2012

Liebster Blog

 
Cuando recibí este premio de http://coeliquore.wordpress.com fue un honor. Nunca había recibido un premio de blogger. Eso sumado a que su blog  es masivo, donde se congregan varios mundos, dobla la dicha. Pensé mucho en nominar varios blogs, sin embargo, hay tantos y tan buenos, que no me atrevo a "renominar". De modo que en forma de agradecimiento, haré una descripción breve sobre el blog que me lo otorgó.
 
Coeliquore es un blog de fondo azul, lo cual contrasta con su notorio gusto por el mar. Lleno de imágenes que evocan el arte, le regala al espectador segundos para contemplar. Con secciones como "Avisos" da a conocer esos pequeños momentos de su vida cotidiana, mezclados con un el análisis de la lengua escrita que pueden terminar en humor. A veces se pueden contemplar modelos masculinos cargados de rasgos cantábricos, anglosajones o mediterraneos; una tesis acerca de "los miguel ángeles", porque no hay sólo uno. Cabe destacar el uso del lenguaje gráfico: películas recomendadas, escenas sublimes ¿por qué no? Pinturas y algo más. Mi sección favorita es "55", es sencillamente maravilloso lo que se hace con 55 palabras.
 
Gracias por visitarme, gracias por escribir.

Madre

Hoy escuchaba a una cantante Caleña. Es inevitable recordar la juventud de mi madre: frescura, campo, orquídeas, anarquía, fuerza, amor y ternura. Este tipo de mujeres reflejan en su rostro el desplazamiento de las gotas de agua, parecen el rocío en la sabana o la pluviosidad interceptada en las hojas de alguna planta de páramo. Tan sencillas, tan femeninas, con curvas fértiles y madura... Con una historia que contar. Unas guerreras metidas en el cuerpo de un ángel.

domingo, 14 de octubre de 2012

Hoy

Encontrarte en vientos de azalea
Solitario mendigo de la felicidad
Cuántos soles cuesta lo efímero
Cuál náufrago de violetas la jalea.

Y si me dices que el cielo riega sangre azul
Y si te digo que los espejos son iris líquidos
¿me creerías? ¿Me creerías la mentira de una piel que no siente?
No hay fuego en los poros que fatigados claudican en el tacto.

Una plegaria se levanta entre mis suspiros
Los héroes abandonaron la tierra de las víctimas
La luna construida en el misterio constante
Habitantes absortos frente al rayo que se avecina.

No hay paso vacuo ni príncipe ladino
¿Se puede respirar dos veces en el mismo oído?
Sueñan las mariposas labios de nectar frío
Dormimos en capullos... De diluvio y tilo.

jueves, 11 de octubre de 2012

Si algún día muero primero que tú, no te entristescas, simplemente piensa que me subí a la nave nodriza de la que vine... Piensa que quizás me aburri de añorar ese atardecer y decidí hacerlo mío. Si algún día me voy primero que tú, no debe haber culpas, ni nada... Todo, todo está perdonado. Aunque poco sonreía, fui muy feliz... Todo fue feliz. Gracias por cruzarte en mi vida. No es que algo vaya mal en mi vida, o que me quiera suicidar... Al contrario, todo está tan perfecto como nunca lo estuvo... Sólo quiero que sepas que me sentí amado, que en lo más profundo de mi extrañeza, fui feliz.

lunes, 8 de octubre de 2012

Noches como esta disolverme... Contemplar ese firmamento en mi interior que marchito reclama un paso al frente ¿dónde están mis estrellas? Un catálogo de dioses infinito persiguiendo el alba me conduce a la profunda soledad de quien no ve, de quien no siente. Este mundo esta penumbra, este lugar seguro que yo llamo noche.

Venezuela II

Esa patria enigmática que según algunos tenía casas que volaban sobre el mar... La patria que guarda en sus aguas submarinos alemanes, petróleo en sus venas y llano para atardecer, ayer se dio el lujo de ser parte de las dictaduras de Latinoamérica. Un presidente que se perpetúa 20 años y sonríe. Una nación que se arrodilla a un discurso lleno de falacias.

viernes, 5 de octubre de 2012

Canto del bosque

Érase una vez un lobo de sueños azules. Todas las mañanas subía la montaña verde que lo esperaba con parches de flores amarillas. La ciudad rugía, mientras las palomas volaban; el tiempo no se detenía. Una torcasa entonó la más bella nota que un canis lupus jamás hubiera escuchado. Impresionado por la nota, decidió seguir la sombra que reposaba sobre la rama. Los ojos se encontraron y el instito los hizo presa y cazador.

Un lobo muerto de hambre y una palomita volando a 100km/h contrastaban con esa vía en la falda de la montaña, donde los amantes iban a toda velocidad. La paloma cansada se desplomó. El lobo hambriento abrió sus fauces sin sospechar que el último esfuerzo del pajarito se resumiría en una bella nota, aún más pura y alta que la anterior. Todo fue silencio, pero no absoluto, el silencio cargado de música de ramas... De crujido de hojas... De sueños de roedor. Cruzaron sus ojos y por un instante se dieron la oportunidad de ser lobo y paloma, amigo y amor.

jueves, 4 de octubre de 2012

martes, 2 de octubre de 2012

La flor del viento

Ninguna flor era digna para ella, pensaba él. Sus ojos color avellana reflejaban el cielo y hacían del atardecer escarlata un dulce terranova. Ninguna flor era digna para esa aura que la rodeaba, ese halo lleno de una fuerza inexplicable: sensual, peligrosa, dulce y trascendente. Ninguna planta, ningún regalo.

A las 3 se encontrarían frente al reloj de uno de esos parques de barrio, solo y misterioso, típicos en Bogotá. A medida que se aproximaba la mujer de sus sueños, vio un diente de león, en el punto justo para soplarlo, como ella. Era perfecto: geométrico, sutil, mágico... Trascendente. Lo arrancó rápidamente... Y sucedió lo impensable, la mujer de las curvas severas cayó de rodillas, clavó su mirada en el suelo y terminó de desplomarse en ese caminito de concreto. Él corrió desesperado a socorrerla ¿cómo podría ser el destino tan cruel? Mientras la veía agonizar en sus brazos, su amada dirigió la vista a su mano izquierda: la flor.

El viento soplaba suave... Lento, como suele suceder en las tardes templadas de Bogotá. Un diente de león partía.

viernes, 28 de septiembre de 2012

Este escorpión que rodea mi cuerpo y lo inyecta de estrellas. El deseo constante de desnudar la arena y jugar al viento. El horizonte lapislázuli donde construyo mis telarañas, cazo en silencio historias. Correr, siempre correr por esas calles que serpentean sensualmente la ciudad... El exceso de velocidad y las luces halógenas tejen un caos que conduce sólamente a mí.
 
Evoca épocas de antaño el gran dragon que gris se hace llamar séptima... Siete cabezas. Recorro como cualquier mortal... Con ese rostro indiferente mientras las pupilas se congelan en mi mente, finjo ser alguien más; finjo vacío bajo la piel. Mi espíritu se enciende con aromas ajenos y las letanías que rugen tras el velo de esta cotidianidad que aparenta ser constante.
 
Y un día... Un día tienes que saltar, sin miedo, dejarte llevar por el deseo de fugarte a otro mundo ¿qué se yo? A otro lugar. Buscar es tu esencia, el olfato te guiará lejos. Las olas del mar chocan contra tu pecho, ese compás te recuerda que tu esencia es el movimiento. Debes saltar. Con silencio, con sigilo, con fuerza.

martes, 25 de septiembre de 2012

Cuando duermes, el miedo que sientes no se relaciona con la oscuridad del cuarto, está ligado a la de tus párpados. Cuando estás triste, le temes a la penumbra de tu corazón, más que a un día nublado.

domingo, 23 de septiembre de 2012

La paz

En mi país a los campesinos se los viola y asesina brutalmente. Ciudad de atardeceres, oyes los clamores de un arribismo y clasismo perdido en el tiempo. Mientras los intocables juegan golf y toman champaña, en algún lugar secreto, en las entrañas de esas montañas verde esmeralda, clama un niño porque no lo enlisten.
 
En mi país la gente se mata y dice defender ideologías; los de ultraderecha piensan que el aborto es bueno a los 18... Cuando se ha vivido suficiente para tomar las armas y entregarse a una selva, testigo constante de este moridero que llamamos patria. Cuando era pequeño, me enseñaban que la bandera tenía tres colores: amarillo, azul y rojo, el primero por el oro y las riquezas nacionales, el segundo por los ríos y mares, el tercero... Por la sangre.
 
Los colombianos bailamos con la muerte, explotamos pólvora, celebramos, en general... Vivimos a la par de un conflicto que como la bestia del cuento, nos quiere comer a todos. Nadie vive en paz en este país, las ciudades se ufanan de una ilusión pasajera llamada seguridad: "lo único seguro que tenemos en la vida, es que nos vamos a morir". Entonces se nos olvida que somos epicentro de varios conflictos, la vanguardia de la perdición mundial.
 
Víctimas y victimarios, cárceles, plazas de toros, niños y niñas vulnerados... Ángeles caídos en un infierno de plomo, intentan encontrarle explicaciones a un pueblo de un suerrealismo tan escarlata, tan cruel y al mismo tiempo, tan frío. Es la historia de una nación constituida con base en la esclavitud, en las mentiras, en el poder, en el abuso y en el dolor.
 
No, no está bien decirlo en público... Los gobiernos se han encargado que los universitarios que salen de fiesta a discotecas de dudosa calidad, griten con furor "Colombia es pasión" y se les olvida un mundo más allá de los cerros que tutelares nos miran con curiosidad. Qué pequeñas estas vidas que anotamos en un rincón de la ciudad, un muro lleva nuestro nombre, somos amores del conflicto... Escapistas que intentan dejar atrás los ríos de sangre de una nación... De unos humanos... De los humanos.
 
 

viernes, 21 de septiembre de 2012

Cosa de dos

La ropa caía como las capas de nieve a través del tiempo. Él le susurraba: "sé que necesitas alguien que te respete, alguien que te cuide, alguien que te entienda... Sé que necesitas brazos que te hagan sentir única, inolvidable". Entretanto ella cerraba los párpados y escuchaba, se sentía segura, simplemente se dejaba llevar como el reflejo de la luna ante la marea. Poco a poco, casi en el centro de su corazón una aguja dulce penetraba un cúmulo de concreto... Lo miró a los ojos y con lágrimas le preguntó: "¿dónde estuviste todo este tiempo". Sin pensarlo él respondió: "aprendiendo a amarte".

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Y pronto, tras haber buscando y encontrado el éxito, descubrirás que no sabes dónde perdiste el alma.

viernes, 14 de septiembre de 2012

¿Y qué se siente haber amanecido todas las madrugadas violetas?

¿Qué se siente haber caminado todos los pasos?

¿Qué hay de los olores que impregnaste en este pequeño globo, tercero en el sol?

Tu piel guarda todos los amores y tu pensamiento es una canica en miel...

¿Qué observan los maestros cuando contemplan las estrellas?

Besos enemgios

Omniamores

Dioses

martes, 11 de septiembre de 2012

Llegará el momento en que nos amemos y no tengamos miedo al rose de la muerte. Seremos inmortales...

sábado, 8 de septiembre de 2012

No cometeré los errores del pasado. Se acerca un ciclo astrológico donde probablemente estés expuesto de nuevo... Pero esta vez espero estar preparado.



  • No dejaré que te subvaloren
  • No dejaré que veas objetos imaginarios
  • No dejaré que extrañes la compañía
  • Te protegeré de los que te quieren lastimar
  • Seré paciente
  • Te daré nuevos caminos
  • Te llevaré por lugares soleados
  • Intentaré que esta vez no sufras, no, esta vez no
Corazón, he madurado lo suficiente para que no tengas miedo a amar...

martes, 4 de septiembre de 2012

A mis seres queridos

Les escribo a mis familiares porque ya sé que se han vuelto lectores de este blog. Era apenas obvio, tarde o temprano iba a suceder; sin embargo, uno nunca espera lo obvio. La pregunta que me surge es por qué les causa tanta fascinación el nombre Vicky. Es el mismo tema de hace años... Se supone que en un momento aún no conocido para mí asumí "la responsabilidad" de ser heterosexual. Desde que salí del clóset mi madre ha hecho una mueca en su interior, como si le hubiese fallado a un acuerdo milenario.

Pues bien... Les informo en caso de no haberse dado cuenta. Este cuerpo es mío y yo decido qué hago con él. Esta vida es mía y yo decido si soy homosexual, transexual, bisexual ¿o lesbiana? No quiero regañarlos, simplemente quiero recalcarles que soy tan dueño de mi piel como ustedes de su corazón. No sé cuántas veces sea necesario repetirle a mi mamá que ser gay para mí no es una frustración... Pero para ella será muy difícil entenderlo. 

Lo diré de a poquitos para que entiendan. Desde que memoria me gusta el sexo masculino. No descarto salir con mujeres, son preciosas... Pero no lo haré para complacer a mi madre, aunque la ame. En mi adolescencia, en medio de atardeceres y despertares, conocí el amor... Sí, así es, me he enamorado de otros hombres. Mi deseo también pertenece a este grupo, soy humano y el aroma de los XY, despierta cosas similares a las que te despierta, mamá.

Estoy cansado de tener que esconderme a pesar de haber salido del clóset. Una vida digna no es aquella que se vive en la reclusión de la penumbra ¿cuál es mi delito, si no, cumplir el segundo mandamiento que me enseñaron hasta el cansancio? Si quieren llenar su morbo al leer este blog, pues bien: he besado a otros hombres, he deseado a otros hombres, he salido a fiestas gay y he bailado con otros hombres... Como nunca bailo en casa.

He amado hasta los huesos, he llorado, he reído, he vivido como un homosexual aunque ustedes mamá y papá, lo quieran ocultar ante sus círculos sociales. Mi futuro lo concibo en soledad, o con otro hombre; también hay espacio para mujeres, en general para seres, después de todo soy vegetariano. Así como ustedes tuvieron el derecho de forjar un camino, no me voy a dejar de sus prejuicios... Ante todo la verdad ¿no fue eso lo que me enseñaste? Ante todo la verdad.

Me da risa recordar como preguntabas insistentemente si me había enamorado, o sentido gusto por mujeres. En la desesperación por ahogar tus dudas decía que era asexual. Eso te complacía, te gustaba el hecho de que me pareciera un santo, y no a mí mismo. 

Te amo viva, te amo como eres.

PDTA: que les quede claro... NO ME VOY A ESCONDER


imagen tomada de:http://www.google.com.co/imgres?start=210&um=1&hl=es&rlz=1C1FDUM_enCO474CO474&biw=1366&bih=667&tbm=isch&tbnid=nw36uplLC5H2bM:&imgrefurl=http://www.freepik.es/foto-gratis/mascara-veneciana-3_359021.htm&imgurl=http://static.freepik.com/foto-gratis/mascara-veneciana-3_2689938.jpg&w=626&h=467&ei=GrlGULTGCpKm8QT87oG4Cg&zoom=1&iact=hc&vpx=311&vpy=113&dur=387&hovh=194&hovw=260&tx=125&ty=73&sig=113847731646067465014&page=9&tbnh=137&tbnw=181&ndsp=25&ved=1t:429,r:20,s:210,i:158

jueves, 30 de agosto de 2012

La sangre de los elefantes

En verano mataban venados, su rojo los hacía alucinar. En invierno mataban osos, su fuerza los hacía crecer. En otoño mataban mariposas, su belleza los hacía sonreír. En primavera mataban colibrís, su vuelo los hacía más rápidos.

Un buen día en una plaza pública el joven S123 clavó sus dientes sobre un elefante. El paquidermo gemía hasta el cansancio mientras uno de sus cachorros intentaba defenderlo. Los espectadores sonreían, algunos reían; los niños cubrían sus ojos.

Sobre un charco de sangre los grupos de humanos X, Z y N celebraban... Desconocían por completo el efecto de un animal tan grande en sus habilidades. El jóven tipo S, caminaba con tan poca densidad, con tan poco peso que poco a poco comenzó a desplazarse al ritmo de las corrientes de aire. Miraba hacia abajo y se despedía de sus hermanos. 

En las nubes conoció la lluvia, conoció el sol y la música del aire. Voló sobre montañas, recorrió ríos, persiguió pájaros y soñó con madreselvas. Tras confesarse ante el ocaso, recordó los ojos del cachorro y una lágrima a tierra cayó. Conoció una nube, de la cual se enamoró... Un hijo tuvieron: capullo de flor, surgió.

Tras meses en el aire decidió pisar la tierra. Puesto que su aspecto era diferente y había olvidado su lengua, era irreconocible. Su nombre había olvidado, el rumbo hacia casa era incierto. Un hilo de sangre  pintaba el suelo de la plaza. Apesadumbrado sabía que era el único indicio de su anterior vida. Un joven T clavó sus colmillos sobre este ser dotado de la cualidad de volar... La gente reía, los niños lloraban, su hijo clamaba y en su profunda epifanía comprendió que para volar no se necesita sangre, sólo voluntad.

martes, 21 de agosto de 2012

Evanescer

¿Por qué nadie nos dijo que todo, inclusive tú y yo cambiamos de forma? ¿Qué nos quedará si no mirarnos a los ojos en el océano de la vida? ¿Desembocarán nuestros espirítus sobre el iris ajeno? ¿Buscaremos como salmones sedientos la cúspide de nuestro origen? ¿Seguiremos nadando ambivalentes sobre los cardúmenes humanos que nos distancian paso a paso de nuestro lecho original? No lo sé. Espero estar preparado para el momento en que nos encontremos. Fingiremos, como siempre, que fue una coincidencia... Pero el brillo de dos estrellas no se invoca a diario. El brillo de dos faros no conjuga corazones náufragos , cada pulsación del mar. 

Presencias que se anteponen; la piel es electricidad. El rose de dos espíritus retumba en los azules ayeres que buscábamos perdidos entre sueños sin aire. No habrá necesidad de una palabra, eso espero, no habrá necesidad de gesticular un espíritu que diafano busca mejores auroras. Somos tan solo peces en océanos distintos: cruzando ríos. cordilleras, rocas... Arriesgándonos en cada rincón oscuro que deparan los espíritus líquidos a nuestro llanto sideral. Sólo mirarnos, contemplarnos; buscamos algo efímero... Una apotéosis a la omnipotencia. 

sábado, 11 de agosto de 2012

Shhhhh

Tus tristezas, tus penas, tus frustraciones... Todo eso es un secreto que guardas en lo más profundo de tu corazón. Ni siquiera sabes su origen, pero lo guardas. Algunas veces los entierras en tu cuerpo y surgen las enfermedades, los guardas en el alma y comienza la necrosis de la alegría y la felicidad. Por eso, cuando te quieres curar sólo tienes dos vías: gritar o susurrar; no sirve de nada hablar.

viernes, 10 de agosto de 2012

¿Quién soy? Salvo el miedo a la eternidad y las infancias que reposan sobre el tablero rosa ¿Dónde se esconde la espontaneidad que perdí en el recorrido? Nunca pensé que terminaría aquí, agradezco todo lo que tengo, todo ¿quién soy yo si no la ola que choca contra el mañana y se aterra del tiempo que pasa? No soy yo, es el espejo, no soy yo, es la luna.

lunes, 6 de agosto de 2012

" but I'm not the girl you're taking home

I keep dancing on my own"



"but you don't see me standing here"



"I'm in the corner watching you kiss her


I'm right over here why can't you see me?"












domingo, 5 de agosto de 2012

Nueva York

Poco a poco comprendí que tu magia no eran los edificios altos, o tus calles de anchos carriles.

Tu magia reside en que cualquier rascacielos es bueno para apuñalar a cupido.

jueves, 2 de agosto de 2012

Ciudad de Panamá

Eres mar, eres noche, eres dos océanos... Eres... Otro lugar.

Vida y susurro

"El alma siempre se revelará contra toda limitación", una oración que cobra cada vez más sentido... Justo por estos días, varias oraciones rodean mi memoria; recuerdo que Pinkola decía que la mujer lobo comenzará a hacer cosas que no agradarán a los demás, pero persistirá. Le dirán que debe callar, que es una mala loba, una mala perra, pero persistirá... Porque es fuerte y no está dispuesta a retornar a su anterior estado espectral. Los primeros semestres de universidad tenía un sueño que no le conté a nadie: escaparme.

sábado, 28 de julio de 2012

A mi hermano Francisco

Te he llamado de muchas maneras; últimamente tendía a decirte labrador dorado ¿sabes por qué? Creo que las explicaciones sobran, es un animal demasiado lindo y juguetón. Uno nunca piensa que la gente se le comience a ir, es más, pensaba que a diferencia de mi otro hermano, a ti no te iba a extrañar. Hoy entre los carros de esa autopista que no le perdona segundos al tiempo, comencé a evocar recuerdos, a sentir un leve dolorcito en el corazón: a extrañarte.

Aún no te has ido y ya comienzo a pensar en la falta que me harás, sé que es un tiempo relativamente corto, pero te echaré de menos. En mis primeros días recuerdo que te decía Pato, eras un tanto abusivo, como buen hermano mayor, pero mi compañía. Nunca te lo dije pero siempre me gustó cuando cogíamos los juguetes y dejábamos volar nuestra imaginación. A veces intentaba hacerlo solo, pero me era imposible sentir la misma emoción; por eso cuando abandonaste el mundo de los super héroes, villanos, animales sagrados, ninjas y demás... Simplemente no pude continuar, no era lo mismo.

A diferencia de mí, tú puedes abrir el corazón, por eso es fácil para la gente quererte. Debo confesarte que me incomodaba tu vida erótica, te imaginaba como alguien que utilizaba a las mujeres de personalidad débil. Sin embargo, hoy vi todo tras un lente más cristalino ¿quién soy yo para juzgarte? Yo también he vivido aventuras y son hermosas, efímeras, pero hermosas.

Siempre que puedes me demuestras que me quieres. De no ser por ti, tal vez sería el doble de frío. Me arrepiento de no acompañarte en esas noches frías que pasaste en soledad, de no ser más paciente, de no ser menos mordaz. Soy una persona insegura, te quiero, pero la ira me transforma en un experto en clavar el veneno en el corazón ajeno.

Te considero un niño, y eso está bien, por eso la gente te quiere: porque puedes reír, porque puedes llorar, porque puedes emocionar, porque cuando hablan contigo... Eres demasiado humano y sincero. 

Lamento no haberte dado más, te quiero. Suerte en la gran manzana.


domingo, 22 de julio de 2012

La esfera oculta

Antes de llegar a la esfera de luz, en el árbol de la vida hay una esfera, es oculta generalmente en las representaciones. Tiende a pintarse de color negro. Creo que todos tenemos un lado oscuro, no necesariamente perverso, pero generalmente divertido. Estos días particularmente me he dado cuenta que mi lado taciturno, ambiguo y poco confiable suele ser el que más disfruto. Es como si me salieran dientes y me volviera un ser nocturno, con poder, con deseos, con mucha fuerza, demasiada para mi gusto.

Hay días en los que creo que nos domestican en exceso, al punto de hacer la paz un sinónimo de "pasividad". Si los instintos y la fuerza primaria fuesen vistos con el doble de inocencia, a lo mejor nuestra sociedad lograría comprender que son parte de las fuerzas modeladoras de la vida ¿no es acaso la concepción de un hijo o una hija, una guerra que termina en la muerte y finaliza en la resurrección de los dos cuerpos? ¿No es acaso el universo lo suficiente maravilloso para transformar la fuerza bruta en vida?

miércoles, 18 de julio de 2012

Toribío

Cuéntame cerro en llamas ¿a qué sabe la guerra? A explosiones, a sueños desesperados, a secuestros, a abusos. Todos al final se parecen, la violencia nos devuelve al retrato más oscuro de nuestra historia. Dime pájaro apagado ¿por qué se calcinan los sueños tras una bomba? ¿Acaso importa las postura? ¿Si se es de izquierda o de derecha? ¿A qué sabe la soledad de las armas? ¿A qué sabe la impotencia?

domingo, 15 de julio de 2012

Eternidad


Los problemas son tan pequeños ante la inmensa boca del firmamento, y esos sueños tontos de fin de semana cobran valor incalculable. La valentía se se acrecenta en presencia del límite, y la soledad es cada vez más insignificante. Ninguna roca perdura una eternidad, salvo su esencia. Los miedos son pequeños y se disuelven en el tiempo como las pastillas en el agua, tan dóciles como un monje.

El odio es un capricho ante la longitud del tiempo; qué etéreos resultan esos segundos donde las palabras se nos derriten en la boca como algodón de azúcar. Qué inmensa la travesía, qué neutra la consciencia, qué libre el alma... Ninguna acción es más grande que nuestro volar, ninguna palabra, ningún dolor, ninguna traición... El camino se ha vuelto corazón y los sentidos alma.

viernes, 13 de julio de 2012

La biblia

Sus seguidores dicen que la conocen, a pesar de no tener el don de lenguas, y en la mayoría de los casos desconocer las muchas traducciones a las que fue sometida. Señalan las esquinas e invocan la rectitud, y hablan de la voluntad de quien creó el universo. Han de hecho de sus dios un muñeco de ventrílocuo, al cual le dan vida, ánimo y sobretodo: palabra.

Respeto y admiro a todos los religiosos que practican el amor.

miércoles, 11 de julio de 2012

Felipe

Su sentencia resposaba en el sillón amarillo. El coronel lanzaba migajas de pan a las gaviotas, mientras un diente de oro se asomaba. Los soldados, petrificados como siempre, cumplían órdenes de su superior. En una hilera de hombrecitos azules con fusiles reposaba el silencio. 

A Felipe le temblaban las rodillas, algo que por su levedad  no anulaba la constancia. Ese peón de baja estatura se concentraba en la mirada del anciano, que algún día parecía vivo. La víctima reposaba sus pupilas sobre el horizonte. No se le leyeron los cargos. 

Preparados a disparar, el acusado fijó los ojos sobre sus verdugos, miró a Felipe. Humedeció sus labios y les dijo: "aun cuando un hombre no ocupa un país... Su conocimiento no es el océano y le son inalcanzables las nubes. Aun cuando su pequeñez discute con las partículas de polvo el premio a la insignificancia, tiene un derecho que le fue concedido al nacer: amanecer despierto". Sonrió; sonó la campana y un charco de sangre reflejaba la aurora. Una lágrima recorría la mejilla del soldadito. Una cárcel es demasiado mundo para dos, dos que hablan, uno que medita, otro que vigila. Una celda, es demasiado mundo para creer que un hombre se reduce a un segundo.

Los encargados del fusilamiento dejaron escapar una sonrisa. Ninguno entendió sus palabras, a excepción del enano. 

lunes, 9 de julio de 2012

Un consejo


MEDITA






Fotografía: BC, K. (2007). Contigo en la Distancia. Recuperado el 9 de Julio de 2012, de http://contigoenlasdistancias.blogspot.com/2010/07/mi-horizonte-luce-radiante.html

lunes, 2 de julio de 2012



Se necesita muy poco para ser feliz.

Simplemente estar bien de la vista, si se ve.

domingo, 1 de julio de 2012


Leyendo su historia casi se me escapa una lágrima. Cuánta dulzura, cuánta soledad...



DEWANADA. (s.f.). Recuperado el 1 de Junio de 2012, de http://dewanada.wordpress.com/2010/10/28/



sábado, 30 de junio de 2012

Las llagas del unicornio

Perdonar no es un proceso intelectual, por eso me despierta sospecha que alguien, frente a todo el mundo y con pecho en alto diga: "yo no le guardo rencor a nadie". Mi educación católica me enseñó el rencor y la ira, como sentimientos bajos que no deberían existir, pero existen... Ahí es cuando la religión se queda corta.

En mi vida he tenido heridas profundas, grandes decepciones. He intentado perdonar, pero cada día me doy cuenta que es un proceso largo que implica un compromiso con la vida y con el universo. La gente tan santa, tan pura y llena de gracia que llena sus labios con la palabra perdón, a veces (no siempre), orbita por la vida con las costras de espinas pasadas; le cobran a las personas a su alrededor, el precio de su dolor.

Para liberarse del dolor es necesario tener diferentes perspectivas, es indispensable "moverse". La única manera de mover el cuerpo emocional es haciendo algo insospechado... Un acto del alma. Acudir al símbolo, acudir a lo que nos pide el pozo negro del rencor... Inclusive, cuando la venganza es divertida y no lastima, la considero muy efectiva, liberadora y sana. 

Perdonar es un proceso que despierta muchos interrogantes en mí. Me hace pensar en cuán frágiles somos... Cuán frágiles vivimos.

viernes, 29 de junio de 2012

La flor que no claudica en el desierto despierta a amaneceres vivos

El sol bendice el camino de las sombras lánguidas y cansadas de la arena

Cual escorpión que busca en veneno, cual botón que florece en verano.


La flor que no se rompe ante el vendabal tiene derecho a soñar

Sus espinas ya no pican, su aroma no adormece

Porque quien subsiste a la dificultad es acreedor de la conciencia


La semilla que sin sustento surge, es dueña de la vida

Conquista el horizonte, sus pétalos sobre soles rojos

Déjala soñar, déjala vivir

miércoles, 27 de junio de 2012

Hitler


¿La sociedad alemana de la época no tuvo responsabilidad en el holocausto judío?

Cuando observo esta clase de hombres, simplemente pienso: "ninguna sociedad es inocente de sus asesinos".

Paz a todas las víctimas



Famous People. (s.f.). Recuperado el 27 de Junio de 2012, de http://www.thefamouspeople.com/profiles/adolf-hitler-8.php




 

domingo, 24 de junio de 2012

LATINOAMÉRICA

Nada me aterra más que un romántico con armas.



Venezuela...

viernes, 22 de junio de 2012

Suiza

No sé qué sucedió anoche. Tal vez por dormir demasiado en la tarde, no pude dormir en la noche. Cuando por fin lo logré, soñé que estaba frente a lo que perecía un sismógrafo, después vi una zona de Suiza (me dijeron el nombre pero no lo recuerdo, creo que comenzaba por W) y luego me sentaba sobre un mapa del país y me explicaban algo referente a los ríos. No sé qué significaría ese sueño.

domingo, 17 de junio de 2012

Arena Azul



Por un instante de tiempo, quisiera no hablar, no decir, retener el aire y cerrar los ojos... Escuchar los mil sonidos que rápidos, se pierden en la inmensidad. Bastaría un segundo, el aullido de un tigre blanco para descender a lo más profundo de este pecho que vibra. Ya en el fondo, víctima de mi gravidez, recorrería los senderos de la arena azul.

Necesito tiempo para mirar con calma cómo se congela el alma. Me basta con la neblina que suavemente se desliza entre los dedos del explorador. Quiero sentir los golpes de los escombros que caen al mar, las palabras distantes, el cantar de los delfinas y el caminar de la estrella de mar. Deseo una quietud tan elegante como la brisa y tan trascendente como la madrugada.

Creo que lo merezco, la ciudad me ha taladrado con su presencia... Es suficiente, tengo el corazón lleno de concreto y la soledad llena de smog. Me urge caminar las dunas submarinas, pintar bidimensional lo que parecía grande y monocromático, lo que parecía complejo. Estaría satisfecho con esculturas perfiladas por las huellas, o con el vértigo de esos amantes que en las oscuridad descienden cogidos de las manos.

Estoy indigesto de una vida: de cifras, de ciencia, de llorar, de reír, de extrañar... Estoy a punto de vomitar un mundo que lo pide todo y poco da. Me hace, me hace falta rendirme y conocer ese abismo al que le huyen las estrellas. Un lugar apacible que no le interesa ser, ni hacer. Un lugar basto, un lugar sencillo, un lugar donde simplemente sueño con las pupilas abiertas. Necesito descansar el corazón.





FondosTV. (s.f.). Recuperado el 17 de Junio de 2012, de http://www.fondostv.com/wallpaper/Arena-azul/






miércoles, 13 de junio de 2012

Reencarnación




Debo confesar que una de mis debilidades son los niños, por eso cuando encontré la foto, no pude evitar mirarla con atención ¿acaso esos ojos inocentes serían conscientes de lo que significaba "Dalai Lama"? Proclamado como la décimo cuarta reencarnación, pusieron sobre su cuerpo los ornamentos necesarios... Sin embargo en ese sombrero, y en ese vestido, no veo insignias, veo a un niño disfrazado de pajarito.

Me causa curiosidad que habla en tercera persona de sus anteriores reencarnaciones; reconoce no ser el mejor Dalai, como tampoco el peor. En algunas de las recopilaciones de sus "vidas pasadas", se menciona en la red, que el sexto Dalai Lama no eligió la vida de monje, inclusive hay libros de poemas suyos. Su origen y su trayecto, para mí, seguirán siendo un misterio.

Algunos afirman que poseía esclavos, que inclusive se practicaban rituales de sacrificio humano. También dicen que China liberó de la esclavitud a muchos tibetanos, algo que no me parece del todo convincente, si retomo una de las entrevistas al Dalai Lama: "si el pueblo tibetano decide que desea la democracia, yo estoy dispuesto a desaparecer".

Me entristece pensar que hay pueblos en el mundo oprimidos... Así como hay niños que simplemente se les niega el tesoro más preciado de la humanidad: la niñez, por paradógico que suene. Me gusta pensar que los humanos del futuro estarán (¿estaremos?) preparados para la abundancia y la libertad; para concederlas y aceptarlas. Es placentero creer que los valores que nos enseñan los más jóvenes serán tesoros de vida.



Powell, M. (2009, Enero 31). Tibetan Incense Shop. Retrieved Junio 13, 2012, from http://tibet-incense.com/blog/can-dalai-lama-choose-your-reincarnated-successor/


martes, 12 de junio de 2012

Verónica

Describir su habitación, le causaba nervios. El siquiatra anotaba con atención, quizás con miedo, cada una de las palabras que Verónica decía. Las preguntas aumentaban su frecuencia: "¿Has visto alguna manifestación fuera de lo común? ¿Has pensado en quitarte la vida? ¿Estamos solos en esta habitación?". En este juego, ella no sabía si era mejor la complacencia o la razón. Después de todo, si fingía mejoría, tal vez en un par de meses la dejarían libre ¿y si no? Y si la mataban, o quizás... La desaparecían. Entre sus miradas se notaba una fuerte tensión, hasta que por fin llegó ese esperado: "puedes ir a tu cuarto".

Bajó las escaleras grises, siempre con dos enfermeros dotados de una pequeña arma. Todo gesto que sugiriera una conspiración, autorizaba a los médicos y enfermeros a utilizar la fuerza. Tras unos meses, gracias a la ventana de las escaleras, logró calcular que estaba en el piso 6. En el piso 7, en el ala este, se localizaba "el cuarto", famoso porque los pacientes declarados "incurables", nunca volvían. Con el tiempo Verónica también había concluído que todas las habitaciones, eran para dos "enfermos". Sin embargo, el derecho de tener compañía también se ganaba; sólo era para aquellos que se declaraban con problemas mentales.

El enfermero número 25, como era costumbre le daba un fajo de billetes al número 17. Éste esperaba en las escaleras, mientras el número 25 y Verónica se refugiaban en el cuarto de aseo. El hombre de voz gruesa, barba recién salida y brazos grandes encendía fuego... Entre humos y colores, los dos, disidentes de su vida, se daban el derecho de enloquecer.




  

viernes, 8 de junio de 2012

¿Y qué importa la realidad?

Escribe una carta con tinta y somnolencia, que al otro lado de la orilla espera un caracol con los colores del arcoiris. Náufrag@ en tu vida, lanza una botella al paraíso, que entre los verdugos de la vida y sus víctimas, reposa la dicha de quienes se unen ¿qué carajos importa si la existencia es corta y los sueños demasiado grandes? ¿No es acaso suficiente con levitar por unos segundos sobre esa fantasía? Sodomiza a los sensatos y cuelga sus certeza en un cayo, lo que aprendiste no te sirve, yo soy un camino sin señales.

Te invito a mi mundo, donde la arena se arrastra dorada hasta alcanzar al pájaro de oro, o al ruiseñor del sol... Un lugar donde los centauros hacen poesía y los guerreros son desempleados. Te invito a un mundo de ilusiones, donde los amantes no tienen miedo de amar y los gigantes, no tienen miedo de crecer... Y los genios, no tienen miedo de aprender... Y los niños, ya no lloran al nacer.

Lanza una carta a la centrífuga que forman mis palabras en el océano: tifón de éxtasis, relegado humildemente al último rincón de la memoria. Es deber de los ciudadanos querer a su imaginación tanto como a sus autos, rezará la nueva Carta Magna y los abogados diseñarán viajes a la luna. De nuevo esa utopía que violeta envolvía nuestros cabellos, en aquellos romances febriles de adolescencia, nos tornará morados... Nos tornará enamorados. Desde entonces los hombres de saturno, elogiados por su pragmatismo, serán encarcelados... Y los habitantes asiduos de manicomios, quizás los nombremos  presidentes.

Te invito a un carnaval en la laguna... A nadar con delfines de aguas quietas, con los espíritus que no sufren, con los ángeles que hacen el amor y los indocumentados. Te quiero traer, a este lugar que reposa entre nuestros dedos, en nuestra consciencia oxidada, en el faro de la gloria: casi inalcanzable al adulto. Trae contigo todas tus fijaciones y celebremos que tenemos cuerpo. Que si reencarnamos no importa, la vida se debe vivir como si fuera sólo una, porque como ésta... Sólo una.